Defender DDHH es labor de alto riesgo en América Latina: CIDH

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

El relator José de Jesús Orozco reconoció que no se realiza una investigación inmediata para identificar, procesar y sancionar a responsables de agresiones contra defensores.

2

México.- Los defensores de derechos humanos realizan sus labores en un contexto de alto riesgo en America Latina, reconoció este viernes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

José de Jesús Orozco, relator de Defensores y Defensoras de Derechos Humanos de la CIDH, reconoció en entrevista con SDPnoticias que este sector social enfrenta riesgos a su integridad así como obstáculos para ejercer sus labores.

“Cuando existen estas afectaciones, no se realiza una investigación inmediata para identificar, procesar y sancionar a los responsables de estas agresiones”, dijo tras participar en el foro internacional “Personas Defensoras de Derechos Humanos. Retos y Experiencias” celebrado en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México.

Ante tal escenario, la CIDH hizo énfasis en la importancia de establecer una política global de protección y prevención a defensores en la región.

En ello coincidió el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) al afirmar que los defensores de derechos humanos en México y en Latinoamérica, ejercen sus labores en la región más peligrosa del mundo.

Durante su participación en el foro, Francisco Quintana representante del Cejil detalló que en nuestro país este sector realiza sus labores en entorno de inseguridad.

“Acapulco es la tercera ciudad más violenta en el América, con 90 homicidios por cada 100 mil habitantes, cuando un país europeo tiene un promedio de tres por cada 100 mil,  además existe una impunidad del 98 por ciento, la hacen bajo este escenario en la región más peligrosa del mundo”, dijo.

Del mismo modo apuntó que en 2016, registraron 279 amenazas en Colombia, así como casos de persecución, intentos de cierres y campañas de desprestigio a organizaciones en Perú y Ecuador.

Además de que los defensores de migrantes se han integrado a la lista de quienes enfrentan algún riesgo.

El Cejil sentenció que los mecanismos de protección por si mismos no son una política pública para  proteger a este sector pues no cumple con los estándares internacionales.

“Hemos visto que en varios países, el discurso oficial es ‘Ya hay un mecanismo de protección por lo tanto ya cumplimos con la política publica’, eso no cumple con los estándares internacionales, esto requiere que haya una cultura para promover el respeto de los defensores”, dijo.

Este esquema debe de ser implementado por un tiempo breve, pues “si se aplica bien el mecanismo de prevención, la investigación y la protección el riesgo debe desaparecer, por lo tanto este debe desaparecer”, concluyó.

Compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page